Como prevenir la chatarra mental.

No se si ustedes han escuchado el dicho “uno es lo que come”. Me imagino que para algunos no debe ser fácil comprender este dicho. Normalmente lo relacionamos con nuestra alimentación. La mayoría quiere decir con esto que: lo que ingerimos a diario marca nuestra salud.

Yo quisiera introducir este dicho desde otro punto de vista. “Somos lo que comemos”, aplica tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente. Es decir, nuestros pensamientos alimentan nuestra mente y estos marcan quienes somos y como actuamos en el día a día. Yo decido como alimentar mi cuerpo; de manera saludable o comida chatarra. Lo mismo aplica para nuestra mente, cada mañana nosotros decidimos si mis pensamientos del día son saludables o chatarra.

Pensemos en un día donde nos enfrentamos a un problema. Normalmente, cómo enfoquemos este problema dependerá como nos sentimos. Si yo solamente puedo pensar en el problema en sí, probablemente sentiré ansiedad, enojo, frustración y preocupación. Si me enfoco en la solución y como puedo arreglarlo, posiblemente eso me haga sentir más calmada.

Si alimento mi mente de ansiedades, mis acciones en el día se moverán en esa dirección y probablemente mis opciones de comida también. Usualmente las comidas procesadas y azúcares son lo que buscamos para calmar estos sentimientos. Si tomo la decisión de mantenerme en calma y guiar mis pensamientos hacía soluciones y un lugar positivo, mis decisiones de comida no se verán alteradas por mis emociones. Esto me ayudará a elegir opciones más saludables y más en línea con las que hago normalmente. Recordemos que, el proceso de alimentación también es un proceso emocional. La mayoría de las veces lo que elijo de comer tiene que ver con cómo me siento y lo que ha pasado ese día.

Esto implicaría que, no solo puedo alimentar mi cuerpo de comida chatarra, sino que también puedo alimentar mi mente de lo mismo. En este momento los invito a parar y pensar: ¿Con qué estoy alimentando mi mente? ¿Cómo reacciona mi mente y cuerpo? ¿De qué tiene ganas?

Una buena manera de proteger a nuestra mente es empezar el día sin estrés. Establecer una rutina en la mañana que nos lleve a través del día a alimentar, nuestro cuerpo-mente de la mejor manera.

Algunas opciones pueden ser:

  • Al despertar tomar unos minutos para respirar.
  • Tomar un vaso de agua para despertar nuestro sistema.
  • Pensar en 3 o más cosas por las que estoy agradecido (no tienen que ser necesariamente complejas, pueden ser sencillas como “desperté, voy a beber una deliciosa taza de té, hoy veré a mi familia, o por mi salud, alimento, familia etc).
  • Idealmente deberíamos dejar nuestro celular de lado, ya que el mismo nos despierta con noticias o correos que podrían alterar nuestra mañana.
  • Tomar un baño, donde me detengo a sentir el agua en mi cuerpo, y disfruto del momento conmigo mismo.
  • De igual manera trato de tener un desayuno saludable, rico en proteína, carbohidratos complejos, y grasa saludable para mantenerme activo todo el día.
  • Muchos disfrutan las noticias por las mañanas, pero si sé que me alteran, podría mejor dejarlas para más tarde y así me garantizo una mañana tranquila.
  • Para los que tienen tiempo y pueden, el ejercicio siempre es una buena idea, ya que nos llena de energía y nos llena de vitalidad para el resto del día. No tiene que ser necesariamente complejo o fuera de casa, a veces 10-15 minutos de cardio o yoga tienen excelente resultados.
  • De camino al trabajo, tratar de estar presentes en lo que hago y tratar de observar cuidadosamente la naturaleza y todo lo bueno que nos rodea.

Contame, ¿qué otra rutina de la mañana podríamos tener o tienes para alimentarte desde la mañana con presencia, positivismo y saludablemente?

Tomemos en cuenta que la alimentación depende de mí, y no solo, lo que pongo en mi boca sino también con que alimento mi mente. Seamos responsables de no dar chatarra a nuestro cuerpo al igual que a nuestra mente y busquemos alternativas de cómo lograrlo. Más adelante compartiremos más alternativas, pero por ahora te invito a compartirme las tuyas y disfrutar tu día desde temprano con presencia para así lograr querer y amar como vives y piensas ;).

Author: Dani Zamora

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *