Hambre & Apetito: ¿Sabés reconocer la diferencia?

Una amiga de Quiere Como Vives, Daniela Silva, nutricionista holística nos escribió un artículo muy bueno e interesante sobre la diferencia entre el hambre y el apetito, como diferenciarlo y que hacer ante esto. Daniela tiene excelentes consejos en el área de nutrición y se ha unido a nosotros para darles a ustedes la mejor información para tener un estilo de vida saludable que amemos. Pueden visitarla en su página de FacebookInstagram. ¡Asegúrense de dejarnos aquí todos sus comentarios y preguntas al respecto!

Hambre VS Apetito

Hambre y apetito: ¿sabés reconocer la diferencia?

Seguro que has escuchado a alguien que al hablar de alguna comida de la que están antojados terminan diciendo “¡Con solo pensar en eso, ya me dio hambre!”.

Cuando alguien piensa en algo que desea comer y repentinamente surge ese antojo por comerlo, lo que siente es apetito y no hambre.  El hambre no surge de forma repentina y esto es una de las diferencias entre estos conceptos.

Nos beneficia mucho poder identificar cuando lo que tenemos es hambre o apetito ya que al lograr diferenciarlos podemos conectarnos más con nuestro cuerpo y  evitar comer de más para mantenernos sanos.

El siguiente cuadro te ayudará a entender aun mejor la diferencia entre estos conceptos.

Hambre VS Apetito

  Hambre Apetito
¿Qué es? Es una señal que nos da el cuerpo de que necesitamos comida (energía). Es un antojo o un deseo por comer sin necesariamente tener hambre.
¿Dónde se siente en nuestro cuerpo? Podemos sentir un hueco en el estómago, escuchamos al estómago gruñir, quizás nos de dolores de cabeza, o nos sentimos débiles o irritados. El cuerpo no manifiesta ninguna sensación.
¿Cuándo nos da? A la mayoría de las personas les da hambre un rato después de haberse despertado en la mañana o después de varias horas de haber comido. Usualmente nos da en forma progresiva. Aparece por medio de pensamientos: cuando tenemos un antojo o deseo por comer. Las emociones pueden provocarlo (tristeza, ansiedad, estrés, miedo, alegría). Usualmente nos da de forma repentina.
¿Surge al sentirnos
satisfechos después de comer?
No. Cuando comemos, se nos quita el hambre y no
sentimos la necesidad de comer más en ese momento.
Podría ser. Aun estando satisfechos nos puede dar apetito o ganas de comer.

Lo ideal es comer cuando tenemos hambre para responder a las necesidades y señales de nuestro cuerpo, sin embargo hay ciertos factores que aumentan el apetito que impiden que esto suceda.

A continuación se listan una serie de factores que aumentan el apetito, seguido por alguna recomendación para que podás controlarlo.

Hambre VS Apetito

     Recomendaciones
1.  Falta de sueño y acostarse tarde: Dormir de 7 a 8 horas en la noche y tratar de dormirse antes de las 11 p.m.
2. Desbalance de neurotrasmisores como la serotonina y dopamina:  Hacer ejercicio de forma regular ayuda a aumentar la producción de los mismos para mantenerlos en balance.
3. Tener obesidad o sobrepeso:  Mantener un peso adecuado.
4. Abrir la nevera y quedarse viendo los alimentos que hay en ella:  Evitar hacer esto cuando no tenemos hambre.
5. Deshidratación: Tomar suficiente agua durante el día.
6.  Ingesta alta de harinas blancas y poca ingesta de grasas sanas:  Preferir harinas integrales, leguminosas y grasas sanas como las nueces, semillas, aguacate y aceite de oliva para mencionar algunos.
7. Sistema digestivo comprometido: Consumir fibra y alimentos altos en probióticos.
8. Ingesta de jarabe de maíz de alta fructuosa, sabores y edulcorantes artificiales: Evitar estos ingredientes; preferir alimentos naturales y endulzantes naturales como la miel, azúcar cruda o stevia.
9. Estrés o emociones negativas: Practicar la meditación y/o trabajar con un profesional en esta área de la psicología que le ayuda a manejarlas.

 

Author: Dani Zamora

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *