Cómo ganarle a la inseguridad

Uno de los temas que más me piden que escriba, hable, comente y les ayude es con el tema de la inseguridad. Hay varias razones porque podemos sentir inseguridad como es la falta de confianza en nosotros mismos, críticas que nos han hecho, por qué queremos la aprobación de los demás, por compararnos con los demás (ya sean amigos o en redes sociales), y por una falta de aceptación o una imagen negativa de nosotros mismos. No creo que haya una fórmula mágica para solucionar este tema, pero hay muchas cosas que podemos hacer para ganarle a la inseguridad. Esto afecta a TODOS, mujeres, hombres, adultos, jóvenes, etc por lo que debemos siempre recordar cuando nos ataca que no estamos solos, y simplemente dejarnos sentir parte de la humanidad, compartiendo un sentimiento que todos tenemos y a todos nos llega a afectar en algún momento de vida. 

El mejor consejo que podría dar (no es el único que voy a dar) es CREER en lo que hago, en lo que soy, en lo que tengo para dar al mundo. Mi consejo número #1 tiene que ver con nuestra mentalidad. Sí mi mentalidad es fija y yo creo que no puedo, así son mis pensamientos y por ende esa es mi realidad y lo que invito es escasez. Si mi mentalidad es de crecimiento, mis pensamientos van en la línea en la que reconozco la inseguridad, pero la hago a un lado y pongo todo de mi parte para que las cosas funcionen y no permito que la inseguridad me controle. Al ser esto así, mis acciones también van en esa línea y atraigo abundancia a mi vida. (Sí no has leído mi artículo sobre la mentalidad fija y de crecimiento podes hacerlo aquí)

Sí no trabajo en mi mentalidad o mindset primero, no habrá forma que las cosas cambien. Aún así aquí les comparto algunas otras cosas que se pueden hacer, de la mano con esto para trabajar en tu inseguridad y ganarle la batalla. 

  • Darme el permiso de ser humano: Esto implica que cuando llega la inseguridad, no trato de esconderlo ni batallarlo, sino entiendo que es parte de la condición humana y  me doy el permiso de que esté ahí. Verán que solo reconocer esto, ya trae un cierto nivel de confort y tranquilidad a la situación. 
  • Trabajar en compasión hacia mí mismo. La compasión es ser gentil y compasivo conmigo mismo y tratarme como si yo fuera mi mejor amiga o amigo. Tengo un artículo completo en compasión que podes leer aquí. 
  • Mindfulness busca que estemos presentes momento a momento en nuestro día y esto implica reconocer y aceptar las emociones que están presentes para mí, así sea la inseguridad. No busquemos esconder o atacar este sentimiento. Permitamonos sentir lo que la inseguridad es, tanto en nuestro cuerpo, como en nuestra mente y pensamientos. Usemos este tiempo para reflexionar porqué estamos inseguros, que detono la inseguridad, y cuáles son nuestras opciones a partir de este momento. 
  • Reconocer que tengo el poder de elegir. Yo puedo elegir que la inseguridad me controle o yo controlarla a ella. No negarla, pero siempre tengo la capacidad de elegir que hacer con ella y si ella va a decidir que pasa en mi vida. 
  • Actuar desde un lugar de amor y no miedo. Todos queremos ser amados y amar a otros. A veces el amor más difícil es el que nos damos nosotros mismos, pero no por no tener amor para dar, sino por el miedo que hay de querernos y aceptarnos como somos ya que nos han dicho constantemente (la sociedad, la televisión, la cultura) que siempre debemos desaprobar algo en nosotros y que tenemos defectos. Adiós con esta idea! Poné tu energía en darte amor todos los días y así además te será más fácil dar amor a los demás y cultivar amor a tu alrededor. 
  • No compararnos con los demás. Todos somos seres únicos y especial con mucho que aportar. Nadie es como nosotros ni vice versa. Dejemos ir las comparaciones y utilicemos la gratitud y abundancia para apreciar lo que nosotros tenemos. He oído constantemente que la mejor manera de luchar contra esto es mandando mucha amor a esa persona con la que nos comparamos y entendiendo que de esa persona queremos y reflexionando por qué lo queremos. Luego de esto la mente deja de ver al otro como un enemigo y lo ve como un amigo e inspiración y dejamos ir la gana de compararnos. ¡Inténtenlo, a mí me ha funcionado!
  • Aceptación de nosotros mismos. Tomate unos minutos en tu día para respirar, poner la mano en el corazón y realmente sentir nuestro cuerpo, agradecer, y conectar con mi día, mi vida, mis oportunidades y traer presencia y amor al momento. Es una práctica que debemos hacer todos los días, de hablarnos con compasión, tratarnos como a nuestros mejores amigos, y dejarnos sentir que nos llevará a este lugar de aceptación. 

Contame si tenés algún otro consejo o práctica que te ha servido para batallar la inseguridad. Si quisieras trabajar en este tema podes escribirme a daniela@quierecomovives.com y también conocer más sobre mi programa Quiere Como Eres, un programa de coaching de  8 semanas que trabaja inseguridad, confianza y amor propio. 

Author: Dani Zamora

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • Acertadísimo, definitivo el secreto esta en como dirijamos ese pensamiento que la verdad funciona para todo lo que busquemos o queramos, aunque si es super difícil llegar a “dominarlo”.