Por qué practicar gratitud (lo que pasa en tu cerebro cuando lo haces)

El tema de la gratitud me apasiona realmente, y creo que por eso hablo de él constantemente. Hace unos días en mis IG stories (pueden buscarme en IG @quierecomovives) estuve hablando de porque la gratitud es una excelente idea en momentos de estrés y a muchas les gusto mucho saber como actúa la gratitud en el cerebro, por eso decidí contarles un poco más del cerebro y como se beneficia el mismo de practicar la gratitud. 
 
Esta práctica lo que busca es enfocarnos en las cosas sencillas y pequeñas de nuestro día a día, agradecer por cualquier cosa de tu vida, tanto “positiva” o “negativa”(ya que de estas aprendemos muchas cosas). El sentimiento de agradecer, genera emociones positivas en tu cuerpo que a la vez genera hormonas de felicidad y te ayuda a tener un mejor día. De ahí que lo que vos agradezcas tiene que realmente venir del corazón y tenés que sentirlo, ya que va a ayudar a que cuerpo y mente estén mejor y más sanos. 
 
Los estudios han revelado que la gratitud activa diferentes regiones del cerebro como el cortex pre-frontal, un área en el lóbulo pre-frontal del cerebro donde los dos hemisferios se unen. Esta zona del cerebro está asociada con la empatía, sentimientos de calma, y el entendimiento de las perspectivas de otros, al igual que a los sistemas del cuerpo y cerebro que regulan las emociones y apoyan el proceso de liberación del estrés. De la misma manera han investigado que otras áreas asociadas con la gratitud, también están asociadas a la experiencia de placer y la reducción de dolor.
 
Toda está información lo que nos dice es que cuando practicamos gratitud, lo que nuestro cerebro recibe es un sentimiento de placer que ayuda a reducir estrés, dolor, regula nuestras emociones y además nos permite conectar mejor con los demás por medio de la empatía. ¡Esto suena increíble! Otros estudios han demostrado que el cerebro no puede generar hormonas de estrés al mismo tiempo que hormonas de felicidad, por lo que una de las mejores prácticas para parar el estrés, es que cuando notamos que está ahí, empecemos a pensar por que estamos agradecidos y así paramos la liberación de estrés y fomentamos una sentimiento de calma, balance, y felicidad. 
 
La generación de emociones positivas, demostrado por la investigadora Barbara Frederickson, expande nuestra manera de ver el mundo y somos capaces de ver más oportunidades a nuestro alrededor, mientras que las emociones negativas y sobre todo cuando caemos en una espiral de ellas, lo que hacen es generarnos una visión de túnel, donde no somos capaces de ver más allá de nuestra situación. 
 
Empatía, emociones positivas, liberación de estrés y dolor, regulación emocional, y salud son probablemente las razones más fuertes de porque practicar gratitud pero no las únicas, sin embargo me suenan a mí como increíbles razones para hacerlo. Si todavía no estás haciendo esto, solamente debes parar en este momento, respirar, ver a tu alrededor y empezar a pensar porque estás agradecido, que ha pasado bueno en tu día o semana y ahí estarás practicando la gratitud. 
 
Cuéntenme de sus experiencias, me encanta escucharlas. Si queres profundizar tu práctica o aprender como aplicarlo en tu día a día de mejor manera, te invito a escribirme y agendar una sesión conmigo. Siempre pueden encontrarme en daniela@quierecomovives.com 
 

 

 

 

Author: Dani Zamora

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *