Prácticas de autocuidado como forma de amor propio

Es posible que hayamos oído hablar de las prácticas de autocuidado o maneras de cuidar de nosotras y dedicarnos un rato. Una de las definiciones de estas prácticas es precisamente que son prácticas que llevamos a cabo de manera regular para manejar el estrés y fomentar el bienestar en nuestras vidas. Sin embargo yo quiero hablar un poco sobre como estás prácticas pueden ser una puerta al amor propio si las hacemos desde un lugar de presencia, de compasión y de creencia de nuestro valor propio. Oscar Wilde dice que “Amarnos a nosotros mismos es el comienzo de un romance de por vida”.

Mientras más trabajo con mujeres y estudio de estos temas, y me conecto con mi propia experiencia, más entiendo que estamos en un momento donde amarnos a nosotras mismas se ha convertido en una lucha. Hay muchísimos estímulos a nuestro alrededor dándonos todo tipo de mensaje como que “cuerpo deberíamos tener”, que “deberíamos comer”, o como “deberíamos de vernos” o “que tipo de trabajo deberíamos tener”, con lo cual si no calzamos en alguna de estas categorías creemos que algo está mal con nosotras, que hicimos algo mal y que no somos merecedoras de amor. Todas estas cosas generan mucho estrés, añadido a cualquier otro estrés que podas tener de tu vida diaria, lo cual también nos termina llevando a sentirnos con mucha fatiga, sin poder dormir y puede llevarnos a problemas de salud.

Hemos creído que debemos alcanzar algún tipo de “perfección” que realmente no existe. No hay nada de coraje y valentía en tratar de ser perfecto, sino lo que te hace así, es compartir y honrar las imperfecciones, quitarnos cualquier máscara que hayamos estado usando y conectar con nosotros y los demás desde este lugar de sinceridad, de no juicio y de comprensión de cada una tiene una historia única.

Sin embargo cuando decidimos cuidar de nosotras mismos, nos damos el mensaje de que nos queremos y nos preocupamos por nosotras mismas y así nos empoderamos a seguir este camino del amor y no el del miedo o desaprobación. Es una manera de decirnos “Yo me valoro y valoro en lo que me estoy convirtiendo, yo estoy de mi lado, yo puedo”.

Yo quiero ofrecerte algunas prácticas de autocuidado donde realmente logres esto. Es importante también cuidarnos con cosas como masajes, un té, candelas, un baño, o aceites esenciales que nos ayuden a relajarnos y calmar el estrés del día, pero estas cosas realmente no van a atacar el problema de fondo que es el del amor hacia nosotras mismas. ¿No sería lindo acabar con ese estrés de que no somos suficientes? ¡Ciertamente es algo que yo quiero!

En mi grupo de Facebook Love Yourself Happy al que te invito a unirte si nos sos parte, voy a estar compartiendo estrategias y prácticas que puedes empezar a hacer si este camino te interesa. Por ahora quiero compartirte algunas de las cosas que puedes ir considerando incorporar a tu vida para ir trabajando el tema del amor propio.

  • Mindfulness: ¿Qué tan presente estás con tu cuerpo y tu vida? ¿Qué tanto te tomas el tiempo de observar como se siente tu cuerpo en este momento o que está pasando en tu mente? ¿Qué tan presente estás en cómo te hace sentir una situación particular o persona particular? Tomate el tiempo de observar y pensar en qué podes hacer al respecto. 
  • Práctica constante: Tendemos a querer que todo suceda inmediatamente y hay muchas cosas que requieren de una práctica constante. Muchas veces queremos además hacer cambios del 100% porque creemos que solo así veremos resultados. Tomate tu tiempo para meter los pies en el agua y pensá en hacer cambios del 5%, que poco a poco irán sumando. Esto puede ser cambiar lo que te decís o haces en la mañana por ejemplo. 
  • Simplemente empezar: Muchas veces no queremos hacer lo que sabemos que nos conviene o nos cae bien. Aunque no sea con una sonrisa, simplemente empieza. ¡Intentalo! Poco a poco será más fácil y mientras más tu cuerpo y mente sientan los beneficios, más querras hacer las cosas. Algunos ejemplos de esto pueden ser: decirte cosas positivas en la mañana, empezar tu práctica de gratitud ya sea de lo que está a tu alrededor, como también de tí misma, ya sea de tu personalidad o tu cuerpo. 

Nuevamente te invito a mi grupo de Facebook Love Yourself Happy, al que te invito a unirte si nos sos parte, para seguir de cerca todas las prácticas de autocuidado que voy a estar compartiendo, que te llevarán más cerca a ese amor y compasión que buscas. 

Si tienes cualquier pregunta sobre este tema o cualquier otro, o queres trabajar con alguien para lograr esto, no dudes en escribirme a daniela@quierecomovives.com. 

Author: Dani Zamora

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *