Cómo hacer del amor y compasión hacia nosotros un hábito

Me encanta el tema de los hábitos y como lograrlos. He hecho mucha investigación al respecto y he tratado de poner en práctica mucho de lo que he leído para lograr adquirir hábitos saludables. Aquí hay algunas de esas cosas que más recomiendan:

 

  • Detectar obstáculos: Es básico lograr detectar qué o quién interviene en mi cam
    ino para lograr lo que quiero.
  • Mientras más específico mejor: Cuando nuestra meta es muy amplia y requiere de muchos pasos para lograrlo, es más probable que en el camino dejemos todo tirado. Si mi meta es pequeña y está delimitada, y se tiene claro lo que se quiere hacer, las posibilidades de lograrlo son más altas.
  • Debe tener un propósito: La razón por la cual quiero hacer o lograr el objetivo.
  • Debe de tener valor: El sentido que esta meta o hábito tiene para mí. No es porque lo realizo (ej. quiero bajar de peso), sino que emoción genera en mí o que quiero lograr haciendo esto (ej. sentirme cómoda en mi propio cuerpo)
  • Planeamiento: Ésta es muy importante. Cuando quiero lograr un hábito debo incluirlo en mi agenda, rutina y horario. Cuando tenemos planeado qué haremos desde la mañana es mucho más probable que se logre.
  • Repetición: Idealmente debería ser algo que hagamos todos los días o al menos tener los días estipulados para hacerlo y no fallar. Cuando se realiza varias veces tenemos más probabilidades de éxito.
  • Motivación: Cuando querés cumplir con algo, ¿qué te motiva? ¿Qué te impulsa a moverte y cumplir con el objetivo?
  • Motivación interna o externa: ¿Esta motivación viene de nosotros o viene de los demás? Siempre es más efectivo cuando convierto ese hábito en algo MÍO que yo quiero cumplir. No hay problema si otros están involucrados, ojalá me ayuden y me motiven a seguir adelante. La persona encargada de cumplir soy YO. Si YO no me muevo y sigo adelante, nadie lo hará por mí. Empezá por hábitos que dependan solo de vos y te motiven profundamente a vos, cuando vayas logrando lo que querés, podés moverte hacía otros que involucren a terceros.
  • A tu cerebro le toma 66 días acomodar esta nueva práctica como hábito: Muchas personas hablan de 21 a 28 días, pero realmente a tu cerebro, según un nuevo estudio del Journal of Social Psychology, le toma ¡66 días! que sea una costumbre. Así que no se impacienten y cuando crean que ya lo tienen dominado, ¡continúen! Es muy difícil generar un hábito, pero muy fácil perderlo.

Hábito

Mientras ustedes leían esto ¿será que se les vino a la mente algún hábito que quieren lograr? Estoy casi segura que nadie pensó en el hábito más importante de todos. Este es el hábito de querernos, amarnos y respetarnos como somos. Este es  un hábito clave para generar en nosotros felicidad y resilencia. Esta práctica repercute en cómo funciona nuestro cerebro. Un hábito es algo que se repite y se vuelve automático, lo hacemos sin realmente tener que parar y pensar para hacerlo.

El cerebro está hecho para prestar atención a los estímulos negativos para mantenernos a salvo, es parte de su funcionamiento en función a la sobrevivencia. Por esta razón es que, nuestra labor es cultivar pensamientos positivos y de amor para activar el cerebro hacia un foco más grande de situaciones positivas, lo cual genera en el cerebro más activación sobre felicidad y la habilidad de resilencia. Esto implicaría que yo puedo ser responsable de reorganizar mi cerebro y generar que, día con día él no solo esté atento a lo negativo (ojalá solamente lo que implique peligro por nuestra vida) sino cada día más a lo positivo de nuestro alrededor.

Esto nos hace participantes activos de nuestro bienestar y es por eso que el hábito que más debemos cultivar es, darnos amor todos los días. Este amor puede darse de múltiples maneras: un día entero de cero críticas hacía nosotros mismos, regalarnos algo o satisfacer un antojo, o simplemente empezar el día con gratitud deseándonos a nosotros mismos estar sanos, felices y libres de temores.

Contanos, ¿cómo vas a cumplir el hábito más importante de todos?

 

Author: Dani Zamora

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *